Portada del sitio > Trabajos Académicos > Andar en bicicleta mantiene el sistema inmunológico joven, según (...)

Andar en bicicleta mantiene el sistema inmunológico joven, según estudio

Lunes 12 de marzo de 2018, por Javier Taks

El deporte ciclista también preserva músculo y ayuda a mantener estable los niveles de grasa corporal y colesterol

Fuente: The Guardian, 8 de marzo 2018 https://www.theguardian.com/lifeandstyle/2018/mar/08/cycling-keeps-your-immune-system-young-study-finds

Andar en bicicleta puede retardar los efectos de la vejez y rejuvenecer el sistema inmunológico, según un estudio.
Los científicos llevaron adelante pruebas con 125 ciclistas amateur entre 55 y 79 años de edad y los compararon con adultos sanos de un amplio grupo de edad, que no hacen ejercicio regularmente.
Los hallazgos, presentados en dos artículos en la revista Aging Cell, mostraron que los ciclistas preservaron con la edad masa muscular y fuerza, mientras mantienen niveles estables de grasa corporal y colesterol. En los varones, los niveles de testosterona se mantuvieron altos.
Más sorprendente, el efecto anti envejecimiento del ciclismo parece extenderse al sistema inmunológico.

Un órgano llamado timo, que produce las células inmunológicas denominadas células-T, normalmente comienza a achicarse desde los 20 años. Pero se encontró que los timos de los ciclistas veteranos, generan tantas células-T como entre los jóvenes.
La profesora Janet Lord, directora del Instituto de Inflamación y Envejecimiento de la Universidad de Birmingham, dijo: “Hipócrates en 400 AC dijo que el ejercicio es la mejor medicina para los hombres, pero su mensaje se ha olvidado con el tiempo y somos una sociedad crecientemente sedentaria.”
“No obstante, muy importante, nuestros hallazgos niegan la creencia de que el envejecimiento nos hace automáticamente más frágiles. Nuestra investigación significa que ahora tenemos fuerte evidencia de que motivar a las personas a realizar ejercicio regularmente a lo largo de sus vidas es una solución viable al problema de que estamos viviendo más pero no más sanos.”
Los ciclistas varones que tomaron parte del estudio tenían que poder andar 100 km en menos de 6,5 horas, mientras que las mujeres tenían que recorrer 60 km en 5,5 horas.

El grupo de los que no hacían ejercicio consistió en 75 personas sanas de entre 57 y 80 años de edad y 55 adultos jóvenes entre 20 y 36.
Varios otros estudios han también mostrado los notables beneficios para la salud del ciclismo. Un estudio publicado en BMJ en abril de 2017, encontró que andar en bicicleta regularmente disminuye el riesgo de muerte por cualquier causa en más de 40% y disminuye el riego de cáncer y enfermedades cardíacas en un 45%.
Los expertos también creen que pedalear refuerza la salud mental de los ciclistas, con múltiples estudios que encuentran que aquellos que conmutan en bicicleta están más satisfechos y menos propensos a la depresión, que aquellos que usan cualquier otra forma de transporte.

Un reciente informe de la organización Sustrans acerca de andar en bicicleta y caminar también encontró que el ciclismo no sólo beneficia la salud individual sino que beneficia a la sociedad en su conjunto, estimando que si Gran Bretaña fuera a alcanzar las metas gubernamentales para incentivar el andar a pie y en bici, el país ahorraría unos 9.3 mil millones de libras y reduciría las muertes por contaminación del aire en más de 13.000 en la próxima década.

El profesor Stephen Harridge, director del Centro de Ciencias Fisiológicas Humanas y Aeroespaciales del King’s College de Londres dijo: “Los hallazgos enfatizan el hecho de que los ciclistas no hacen ejercicio porque son sanos, sino que son sanos porque han estado haciendo ejercicio durante una gran proporción de sus vidas.”
“A sus cuerpos se les permitió envejecer de forma óptima, libres de los problemas causados usualmente por la inactividad. Quítales la actividad y su salud seguramente se deteriorará”

Contribución de María Ahmad. Traducción: Javier Taks

Comentar este artículo